23  |  06  |  17

Los tirantes en la historia.

Esos elásticos tan sexys.

Los últimos años han visto crecer la fascinación por la cultura del siglo 20, que ha devuelto los tirantes a la calle.

¿De dónde proceden los tirantes?

De acuerdo con Alan Fusser: “Desde el momento en el que hombre optó por llevar pantalones; cinturones de cuero, cuerda, o fajas de tela fueron utilizados para mantenerlos sujetos”.

En cuanto a su procedencia, se dice que podría ser un complemento femenino lo que finalmente llevase al nacimiento de los tirantes: la liga. Una prenda que servía para sujetar los calcetines, ajustándola a la pantorrilla, y que se convertiría en el antecesor de nuestros protagonistas. Por lo que su función principal no es otra que la de poder mantener bien sujetos los pantalones.

No fue, sin embargo, hasta el momento de la Revolución Francesa, sin embargo, cuando se usaban chalecos y pantalones cortos que llegaban hasta las axilas, cuando aparecieron por primera vez los tirantes.

Los primeros modelos de tirantes eran meramente tiras de cuero que caían directamente  sobre los hombros, y se sujetaban a la cintura de los pantalones por medio de un gancho. En poco tiempo, las tirantes, que originalmente
tirantes-botones-traje-historia-pantalones-agujeros-blog-gntl-royal-blue-gran-gatsbyeran bastante pesados e incómodos, se convirtieron en la opción favorita de la nobleza y, finalmente, se consideraron la marca de cualquier caballero bien vestido.

Como anécdota contar que, el hombre de la época Victoriana, no vestido apropiadamente, no se habría atrevido a considerarse a sí mismo preparado para desposar a cualquier mujer joven. Menos aún, hasta que ella le hubiera regalado un par de tirantes bordados con sus propias manos.

En nuestro país, los tirantes también se consideraron la única opción del hombre bien vestido, pero a finales del siglo XIX, esta forma de pensar comenzó a experimentar un cambio todavía lento pero inexorable. Este cambio se debió, al menos en parte, a los uniformes que llevaban los hombres durante las diversas guerras que estallaron a finales del siglo XIX. Los cinturones se hicieron más populares, cambió la moda, y se impusieron a los hombros. Simplemente, el cinturón hacía parecer más imponente y amenazador.

“La gama de colores, telas y diseños ha aumentado significativamente. Nos encontramos ante el principio del renacimiento de los tirantes.”

cinturon-militar-cruzado-oficial-adolf-hitler-blog-gntl-royal-blue-hugo-boss

Todos los ejércitos de la IIGM contaban, entre sus complementos, con cinturones cruzados, tal y como se muestra en la foto.

A comienzos de 1900, la tendencia de vestir con cinturón va evolucionando. Los cinturones cruzados estaban de moda. También es muy popular durante este período la correa de oficial tipo Sam Browne; cinturón, generalmente de cuero, y que se lleva a la cintura con una correa adicional en diagonal sobre el hombro derecho. Originalmente se llevaba como parte de los uniformes militaresde los Estados Unidos para sostener una espada y/o transportar la pistolera; ahora también se utiliza por otros oficiales militares. Esta moda atrajo no sólo a los veteranos, sino a otros hombres.

Pero probablemente fue S. Rae Hickock, un comerciante de éxito de artículos de cuero, fue el que hizo más que nadie para asegurar el éxito de la industria de la correa, cuando comenzó a fabricar hebillas de cinturón con monogramas grabados, alrededor de 1910.

También durante este período se hicieron populares los calzones (pantalones cortos), lo que limitó aún más el uso de tirantes. Y aunque los tirantes mantuvieron su popularidad hasta bien entrada la década de los años 1920, justo coincidiendo con la caída del mercado de valores, los pantalones de muchos hombres eran sujetados ya por cinturones.

A pesar de que recientemente han experimentado una especie de renacimiento, hoy en día los tirantes no son más que una pequeña parte de la industria de artículos de mercería. Los cinturones, por otra parte, se presentan en muchos colores, anchuras, y todo tipo de materiales, que van desde el cuero, pasando por la tela y acabando en el plástico.

“Las mujeres han estado usando tirantes tanto tiempo como los hombres, ¡porque funcionan bien y son elegantes!”

tirantes-botones-traje-historia-pantalones-agujeros-blog-gntl-royal-blue-grupoComo se puede ver, los cinturones se han apoderado de los tirantes, no porque sean funcionalmente superior, sino porque enseñar los tirantes se consideraba una fuente de vergüenza . Teniendo en cuenta que ahora vivimos en el siglo 21, esta vergüenza se ha disipado lentamente, y ahora, los tirantes no se esconden debajo de los chalecos y chaquetas del traje, sino que se muestran con orgullo. La gama de colores, telas y diseños ha aumentado significativamente. Nos encontramos ante el principio del renacimiento de los tirantes.

La primera patente

Una de las primeras patentes en Estados Unidos para los tirantes se publicó en 1871 por Samuel Clemens (mejor conocido como Mark Twain) para “correas ajustables y desmontables para prendas de vestir”, que se unían a todo, desde ropa interior a los corsés de las mujeres, y fueron diseñados como una alternativa a las ligas.

Clemens, según la historia, se frustró mucho cuando se inventaron los cierres metálicos en 1894. Su patente dejaba de serlo. A partir de entonces, los tirantes podían aparecer cortados en lugar de con botones, lo que significaba que los pantalones ya no tenían que venir con botones cosidos en la cintura, pues era así como se fabricaban en su momento.

La evolución de los tirantes

Los tirantes cayeron en desgracia a principios del siglo 20, cuando los pantalones se empiezan a llevar con la cintura más baja, es lo que demandaba la moda del momento. Pero los tirantes no desaparecieron por completo. Los médicos, incluso, recomendaban tirantes a los pacientes con grandes barrigas. “Hay barrigas más grandes causadas por el uso del cinturón, que cualquier otra una cosa que yo haya visto” dijo un médico de Chicago llamado Dr. VS Cheney en 1928, instando a la gente a “la postura, el ejercicio y el uso de tirantes.”tirantes-botones-traje-historia-pantalones-agujeros-blog-gntl-royal-blue

El actor Humphrey Bogart se los puso en muchas de sus películas, al igual que el actor británico Ralph Richardson, al que le gustaban tanto los tirantes que cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, y a sabiendas de que la industria textil se iba a poner al servicio de la guerra (eso suponía el abandono de la fabricación de tirantes, en favor del cinturón) se lanzó a la calle y compró seis pares de golpe en previsión.

“Hay barrigas más grandes causadas por el uso del cinturón, que cualquier otra una cosa que yo haya visto”

En la década de 1960, los skinheads ingleses adoptaron los tirantes como parte de su vestimenta  próxima a la clase trabajadora. A menudo uniéndolos a los pantalones vaqueros azules, apretados, que en realidad no necesitaban ayuda para permanecer en su lugar. Uno de los hooligans más famosos de la cultura pop, Alex DeLarge (Malcolm McDowell), llevaba tirantes en la película ‘La naranja mecánica’.

Las mujeres que trabajan o las que simplemente querían vestirse como los hombres, adoptaron los tirantes en su día a día a la hora de vestir. Nos lo recuerda Annie Hall en una mirada”unisex” en la década de 1970.

Un artículo de la revista People 1986 recomendó que “La moda dirigida a los adolescentes, debía añadir los tirantes colgando de la cintura’ con el argumento de que los tirantes caídos eran “muy sensuales”. Al año siguiente, los tirantes llegaron a ser asociadas con la riqueza a través de la representación de Michael Douglas de ultra-capitalista,  Gordon Gekko en la película de Oliver Stone, Wall Street. Dos años más tarde, el súper-empollón Steve Urkel de la serie de televisión ‘Cosas de casa’ dio al accesorio de moda un ambiente completamente diferente.tirantes-botones-traje-historia-pantalones-agujeros-blog-gntl-royal-blue-boda

Los tirantes eran el gran ausente de los armarios de la gente en la década de 1990, y principios de 2000 – es decir, hasta que el icono del estilo hip-hop Fonzworth Bentley, los popularizó con aspecto de dandy.

En una entrevista a Larry King, éste afirmaba que no sabe cuántos tirantes tiene de su propiedad (en 2009 se calcula que su haber en tirantes era de 150). Son claramente su característica más icónica. Janet Jackson (2004 Super Bowl XXXVIII) apareció delante del público con unos tirantes  a los que practicó un par de agujeros alrededor de los pezones. “Los usé una vez y los hice famosos” Janet dijo a Variety en 2007.

El renacimiento de los tirantes

Los últimos años han visto crecer la fascinación por la cultura del siglo 20: monóculos, bigotes, sombreros de ala, el resurgir del barbero, etc., entre un subconjunto de personas – suelen ser jóvenes, por lo general, en las principales ciudades de la nación, y que les gusta vestirse para la ocasión. Este hecho ha devuelto los tirantes a la calle, los ha vuelto a poner en el lulgar donde les correspondía. Aún hay mucho trabajo que hacer con la vergüenza, pero poco a poco se convertirán en un complemento usual y muy demandado.

Fuentes: Royal Blue by GNTL / Everythingaboutbraces.com / http://www.tirantesalsina.com/noticias/tirantes-todo-lo-que-hay-que-saber / https://en.wikipedia.org/wiki/Suspenders / www.bekiamoda.com/hombres/tirantes-hombre-tendencia-nunca-pasa-moda/
Comparte esta publicación en redes sociales

           

23  |  06  |  17

Los tirantes en la historia.

Esos elásticos tan sexys.

Los últimos años han visto crecer la fascinación por la cultura del siglo 20, que ha devuelto los tirantes a la calle.

¿De dónde proceden los tirantes?

De acuerdo con Alan Fusser: “Desde el momento en el que hombre optó por llevar pantalones; cinturones de cuero, cuerda, o fajas de tela fueron utilizados para mantenerlos sujetos”.

En cuanto a su procedencia, se dice que podría ser un complemento femenino lo que finalmente llevase al nacimiento de los tirantes: la liga. Una prenda que servía para sujetar los calcetines, ajustándola a la pantorrilla, y que se convertiría en el antecesor de nuestros protagonistas. Por lo que su función principal no es otra que la de poder mantener bien sujetos los pantalones.

No fue, sin embargo, hasta el momento de la Revolución Francesa, sin embargo, cuando se usaban chalecos y pantalones cortos que llegaban hasta las axilas, cuando aparecieron por primera vez los tirantes.

Los primeros modelos de tirantes eran meramente tiras de cuero que caían directamente  sobre los hombros, y se sujetaban a la cintura de los pantalones por medio de un gancho. En poco tiempo, las tirantes, que originalmente
tirantes-botones-traje-historia-pantalones-agujeros-blog-gntl-royal-blue-gran-gatsbyeran bastante pesados e incómodos, se convirtieron en la opción favorita de la nobleza y, finalmente, se consideraron la marca de cualquier caballero bien vestido.

Como anécdota contar que, el hombre de la época Victoriana, no vestido apropiadamente, no se habría atrevido a considerarse a sí mismo preparado para desposar a cualquier mujer joven. Menos aún, hasta que ella le hubiera regalado un par de tirantes bordados con sus propias manos.

En nuestro país, los tirantes también se consideraron la única opción del hombre bien vestido, pero a finales del siglo XIX, esta forma de pensar comenzó a experimentar un cambio todavía lento pero inexorable. Este cambio se debió, al menos en parte, a los uniformes que llevaban los hombres durante las diversas guerras que estallaron a finales del siglo XIX. Los cinturones se hicieron más populares, cambió la moda, y se impusieron a los hombros. Simplemente, el cinturón hacía parecer más imponente y amenazador.

“La gama de colores, telas y diseños ha aumentado significativamente. Nos encontramos ante el principio del renacimiento de los tirantes.”

cinturon-militar-cruzado-oficial-adolf-hitler-blog-gntl-royal-blue-hugo-boss

Todos los ejércitos de la IIGM contaban, entre sus complementos, con cinturones cruzados, tal y como se muestra en la foto.

A comienzos de 1900, la tendencia de vestir con cinturón va evolucionando. Los cinturones cruzados estaban de moda. También es muy popular durante este período la correa de oficial tipo Sam Browne; cinturón, generalmente de cuero, y que se lleva a la cintura con una correa adicional en diagonal sobre el hombro derecho. Originalmente se llevaba como parte de los uniformes militaresde los Estados Unidos para sostener una espada y/o transportar la pistolera; ahora también se utiliza por otros oficiales militares. Esta moda atrajo no sólo a los veteranos, sino a otros hombres.

Pero probablemente fue S. Rae Hickock, un comerciante de éxito de artículos de cuero, fue el que hizo más que nadie para asegurar el éxito de la industria de la correa, cuando comenzó a fabricar hebillas de cinturón con monogramas grabados, alrededor de 1910.

También durante este período se hicieron populares los calzones (pantalones cortos), lo que limitó aún más el uso de tirantes. Y aunque los tirantes mantuvieron su popularidad hasta bien entrada la década de los años 1920, justo coincidiendo con la caída del mercado de valores, los pantalones de muchos hombres eran sujetados ya por cinturones.

A pesar de que recientemente han experimentado una especie de renacimiento, hoy en día los tirantes no son más que una pequeña parte de la industria de artículos de mercería. Los cinturones, por otra parte, se presentan en muchos colores, anchuras, y todo tipo de materiales, que van desde el cuero, pasando por la tela y acabando en el plástico.

“Las mujeres han estado usando tirantes tanto tiempo como los hombres, ¡porque funcionan bien y son elegantes!”

tirantes-botones-traje-historia-pantalones-agujeros-blog-gntl-royal-blue-grupoComo se puede ver, los cinturones se han apoderado de los tirantes, no porque sean funcionalmente superior, sino porque enseñar los tirantes se consideraba una fuente de vergüenza . Teniendo en cuenta que ahora vivimos en el siglo 21, esta vergüenza se ha disipado lentamente, y ahora, los tirantes no se esconden debajo de los chalecos y chaquetas del traje, sino que se muestran con orgullo. La gama de colores, telas y diseños ha aumentado significativamente. Nos encontramos ante el principio del renacimiento de los tirantes.

La primera patente

Una de las primeras patentes en Estados Unidos para los tirantes se publicó en 1871 por Samuel Clemens (mejor conocido como Mark Twain) para “correas ajustables y desmontables para prendas de vestir”, que se unían a todo, desde ropa interior a los corsés de las mujeres, y fueron diseñados como una alternativa a las ligas.

Clemens, según la historia, se frustró mucho cuando se inventaron los cierres metálicos en 1894. Su patente dejaba de serlo. A partir de entonces, los tirantes podían aparecer cortados en lugar de con botones, lo que significaba que los pantalones ya no tenían que venir con botones cosidos en la cintura, pues era así como se fabricaban en su momento.

La evolución de los tirantes

Los tirantes cayeron en desgracia a principios del siglo 20, cuando los pantalones se empiezan a llevar con la cintura más baja, es lo que demandaba la moda del momento. Pero los tirantes no desaparecieron por completo. Los médicos, incluso, recomendaban tirantes a los pacientes con grandes barrigas. “Hay barrigas más grandes causadas por el uso del cinturón, que cualquier otra una cosa que yo haya visto” dijo un médico de Chicago llamado Dr. VS Cheney en 1928, instando a la gente a “la postura, el ejercicio y el uso de tirantes.”tirantes-botones-traje-historia-pantalones-agujeros-blog-gntl-royal-blue

El actor Humphrey Bogart se los puso en muchas de sus películas, al igual que el actor británico Ralph Richardson, al que le gustaban tanto los tirantes que cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, y a sabiendas de que la industria textil se iba a poner al servicio de la guerra (eso suponía el abandono de la fabricación de tirantes, en favor del cinturón) se lanzó a la calle y compró seis pares de golpe en previsión.

“Hay barrigas más grandes causadas por el uso del cinturón, que cualquier otra una cosa que yo haya visto”

En la década de 1960, los skinheads ingleses adoptaron los tirantes como parte de su vestimenta  próxima a la clase trabajadora. A menudo uniéndolos a los pantalones vaqueros azules, apretados, que en realidad no necesitaban ayuda para permanecer en su lugar. Uno de los hooligans más famosos de la cultura pop, Alex DeLarge (Malcolm McDowell), llevaba tirantes en la película ‘La naranja mecánica’.

Las mujeres que trabajan o las que simplemente querían vestirse como los hombres, adoptaron los tirantes en su día a día a la hora de vestir. Nos lo recuerda Annie Hall en una mirada”unisex” en la década de 1970.

Un artículo de la revista People 1986 recomendó que “La moda dirigida a los adolescentes, debía añadir los tirantes colgando de la cintura’ con el argumento de que los tirantes caídos eran “muy sensuales”. Al año siguiente, los tirantes llegaron a ser asociadas con la riqueza a través de la representación de Michael Douglas de ultra-capitalista,  Gordon Gekko en la película de Oliver Stone, Wall Street. Dos años más tarde, el súper-empollón Steve Urkel de la serie de televisión ‘Cosas de casa’ dio al accesorio de moda un ambiente completamente diferente.tirantes-botones-traje-historia-pantalones-agujeros-blog-gntl-royal-blue-boda

Los tirantes eran el gran ausente de los armarios de la gente en la década de 1990, y principios de 2000 – es decir, hasta que el icono del estilo hip-hop Fonzworth Bentley, los popularizó con aspecto de dandy.

En una entrevista a Larry King, éste afirmaba que no sabe cuántos tirantes tiene de su propiedad (en 2009 se calcula que su haber en tirantes era de 150). Son claramente su característica más icónica. Janet Jackson (2004 Super Bowl XXXVIII) apareció delante del público con unos tirantes  a los que practicó un par de agujeros alrededor de los pezones. “Los usé una vez y los hice famosos” Janet dijo a Variety en 2007.

El renacimiento de los tirantes

Los últimos años han visto crecer la fascinación por la cultura del siglo 20: monóculos, bigotes, sombreros de ala, el resurgir del barbero, etc., entre un subconjunto de personas – suelen ser jóvenes, por lo general, en las principales ciudades de la nación, y que les gusta vestirse para la ocasión. Este hecho ha devuelto los tirantes a la calle, los ha vuelto a poner en el lulgar donde les correspondía. Aún hay mucho trabajo que hacer con la vergüenza, pero poco a poco se convertirán en un complemento usual y muy demandado.

Fuentes: Royal Blue by GNTL / Everythingaboutbraces.com / http://www.tirantesalsina.com/noticias/tirantes-todo-lo-que-hay-que-saber / https://en.wikipedia.org/wiki/Suspenders / www.bekiamoda.com/hombres/tirantes-hombre-tendencia-nunca-pasa-moda/

Comparte esta publicación en redes sociales

           

Nuestras últimas entradas
Lo sabes casi todo sobre chaquetas.
El resurgir del barbero.

Protocolo